Ergoespirometría: Prueba de esfuerzo para prevenir la muerte súbita

Si te gusta, compártelo!
Prueba de esfuerzo healthia

Cuando publicamos la entrada sobre los mejores sitios para realizar una prueba de esfuerzo en la comunidad de Madrid, no podíamos imaginar el tirón que este tema iba a tener o que aún a día de hoy sigue siendo la entrada más visitada de todo el blog.


Estas son las clínicas más recomendadas para hacer una prueba de esfuerzo en Madrid.



Entre todos los centros contactados, el portal especializado en salud deportiva Healthia, se mostró siempre de lo más atenta y dispuesta a colaborar con nosotros, ya sea ofreciendo un 10% de descuento en sus packs o aportando una más que valiosa información, como es este caso.

Y es que seguimos recibiendo muchas consultas por privado pidiendo ayuda para interpretar el resultado final de una ergoespirometría o prueba de esfuerzo.

Es por ello por lo que les ofrecí a Healthia que nos mandasen un ejemplo del informe final que mandan a todos sus clientes (aunque con datos ficticios), a lo que ellos accedieron de muy buena gana.

Healthia ergoespirometria


Es una forma de desengranar un poco esa avalancha de datos que recibirás tras realizar con éxito una de sus pruebas de esfuerzo con gases o ergoespirometría.



ÍNDICE:

  1. ¿Qué es una ergoespirometría o prueba de esfuerzo?
  2. Consejos previos a la prueba
  3. Informe final tras la ergoespirometría
    1. Datos del deportista
    2. Espirometría en reposo
    3. Desarrollo de la prueba
    4. Explicación teórica de los resultados
    5. Conclusión
    6. Recomendaciones




1.- Ergoespirometría: prueba de esfuerzo con gases

Lo primero que debes saber es que una prueba de esfuerzo con análisis de gases (también llamada ergoespirometría) sirve para tener información sobre cómo va a reaccionar tu cuerpo cuando hagas una actividad física de cierta intensidad.



2.- ¿Qué se necesita para la preparación de una Ergoespirometría? – Consejos previos

Las cosas que no se te pueden olvidar antes de realizar una ergoespirometría son:

  • 2 horas antes de la prueba, no debes comer ni beber nada que no sea agua.
  • Por un día, olvídate de las cremas corporales. Durante la prueba, sudarás y ese sudor podría hacer que el electrodo no hiciera contacto como debe y que no se registrara bien tu ritmo cardiaco, por ejemplo.
  • Naturalmente, ven con tu ropa y tus zapatillas de deporte con las que habitualmente entrenes. Si vas a hacer también la prueba en bicicleta –el cicloergómetro-, hay centros que permiten que lleves tus propias zapatillas con calas. En incluso, para aquellos que son muy detallistas, les permiten llevar hasta sus propios pedales para ajustarlos en la bicicleta.
  • Si eres mujer, ten en cuenta que el top deportivo no puede tener aros metálicos, porque podrían interferir en la lectura de los electrodos.
  • Algo que nos preguntan a menudo y que no todos los centros lo proporcionan es un lugar para que te puedas dar una ducha. Algunos centros facilitan incluso una toalla y un neceser.
  • El día antes de la prueba no es el más indicado para una tirada larga. Procura no hacer ejercicio intenso, porque podrías sufrir una sobrecarga o, peor aún, una lesión.
  • Y si después de la prueba todavía tienes ganas de hacer más ejercicio, ten en cuenta que debe ser ligero, de poca intensidad y sólo después de 4 a 6 horas tras la ergometría. Así te evitarás molestias, sobrecargas y lesiones.


El mismo día que hagas la prueba, el especialista te informará del resultado y sus consejos: si debes seguir o no haciendo deporte, si debes acudir a otro especialista para realizar otras pruebas complementarias (Ecocardiograma, Holter…), si hay que limitar el ejercicio o si estás perfecto de forma física.

Y después de la prueba (entre 1 y 15 días dependiendo del centro), te envían un informe con tu perfil deportivo y que generalmente incluye información del tipo:

  • Tus datos personales.
  • Tus antecedentes personales y familiares.
  • Los resultados de la espirometría, la tensión arterial, tu talla, peso y tu IMC (índice de Masa Corporal).
  • Los resultados de la ergometría (velocidad máxima alcanzada, frecuencia cardiaca máxima observada, ventilación, VO2 máx., VO2/kg…) con los entornos de control para que puedas sacarle el máximo partido.
  • Tu diagnóstico personalizado de salud y, si fuera necesario, la solicitud de otras pruebas complementarias o derivación a otro especialista.
  • Tus umbrales. Esto es clave, porque en base a estos resultados, te aconsejaremos unos ritmos de entrenamiento, con intervalos de frecuencia cardiaca, para que los adaptes a tus necesidades – Por ejemplo:
    1. Continuo-extensivo
    2. Continuo-intensivo
    3. Interválico-extensivo
    4. Interválico-intensivo
  • Por último, algunas recomendaciones de salud para que puedas seguir dándolo todo de la manera más saludable.



3.- Informe final de la Ergoespirometría

Esto es lo que te mandarán a casa unos días después de realizar la prueba.


3.1.- DATOS DEL DEPORTISTA:

A.- DATOS PERSONALES:

  • Fecha de nacimiento: 19.11.1980
  • Fecha de reconocimiento: 14.12.2018

Varón de 38 años de edad que acude a nuestra Unidad de Medicina del Deporte para
reconocimiento médico-deportivo y valoración de su capacidad física.

  • Antecedentes personales: Sin interés.
  • Antecedentes familiares: Sin interés.

B.- DATOS ANTROPOMÉTRICOS:

  • Talla: 1.88 m
  • Peso: 79.4 Kg
  • Índice de masa corporal: 22.5
prueba de esfuerzo

  • Tensión arterial en reposo: 140/85
Ergoespirometría prueba de esfuerzo
(Sixth Report of the National Joint Committee on Detection, Evaluation and Treatment of High Blood Pressure. 1998)




3.2.- ESPIROMETRÍA EN REPOSO:

Valoración: Todos los parámetros se encuentran dentro de la normalidad.

  • FVC: 5.98 litros (122%)
  • FEV1: 5.42 litros (139%)
  • FEV1/FVC: 90.57%
  • PEF: 12.04 litros/s (134%)
  • FEF 25-75%: 7.13 litros/s (195%)

(los porcentajes arriba indicados entre paréntesis, son con respecto a los valores de referencia)

El individuo se clasifica de la siguiente forma en el cuadrante de Miller:

prueba de esfuerzo



3.3.- DESARROLLO DE LA PRUEBA:

PRUEBA AERÓBICA DIRECTA EN TAPIZ RODANTE.
Protocolo incremental. Analizador de gases y electrocardiógrafo (12 derivaciones).

  • Carga inicial: 5km/h
  • Carga final: 17W

1.- PARÁMETROS BASALES:

  • Frecuencia cardiaca en reposo: 67 latidos por minuto
  • Frecuencia cardiaca máxima teórica: 186 latidos por minuto
  • Tensión arterial en reposo: 150/80 mm Hg

2.- PARÁMETROS MÁXIMOS:

  • Frecuencia cardiaca máxima alcanzada: 185 latidos por minuto
  • Porcentaje de la frecuencia cardiaca max/Frecuencia cardiaca max. teórica: 98%
  • Carga alcanzada: 17W a 17,1 km/h
  • Ventilación pulmonar máxima: 189,57 litros por minuto
  • VO2 max: 5,392 litros por minuto
  • VO2 max: 60,31 ml/kg/minuto
  • Tiempo total de la prueba: 13:06 minutos (+3:30 min de recuperación)

Se alcanzó una Frecuencia Cardiaca máxima de 185 latidos por minuto, lo que supone el 98% de su frecuencia cardiaca máxima teórica.

El consumo máximo de oxígeno fue de 60,31 ml/kg/minuto, siendo este valor EXCELENTE para su edad.

Ergoespirometría prueba de esfuerzo
(Shvartz E, Reibold RC. Aerobic Fitness Norms For Males And Females Aged 6-75)


3.- PARÁMETROS SUBMÁXIMOS:

  • UMBRAL AERÓBICO:

– Frecuencia cardiaca en VT1: 126 latidos por minuto
– VO2 en VT1: 35,58 ml/kg/min
– Tiempo en VT1: 04:49 minutos

El umbral aeróbico se encontró por parámetros respiratorios a una frecuencia cardiaca de 126 latidos por minuto con un consumo de oxígeno de 35,58 ml/kg/min (lo que supone el 59% de su VO2 máximo teórico).

Ergoespirometría prueba de esfuerzo
  • UMBRAL ANAERÓBICO:

– Frecuencia cardiaca en VT2: 165 latidos por minuto
– VO2 en VT2: 49,62 ml/kg/min
– Tiempo en VT2: 09:09 minutos

El umbral anaeróbico se encontró por parámetros respiratorios a una Frecuencia Cardiaca de 165 latidos por minuto con un consumo de oxigeno de 49,62 mL/kg/min (lo que supone el 82% de su VO2 máximo teórico).

Ergoespirometría prueba de esfuerzo




3.4.- EXPLICACIÓN TEÓRICA DE LOS RESULTADOS – INTERPRETACIÓN

El modelo trifásico propuesto por Skinner y McLellan en 1980 establece tres fases durante el ejercicio incremental, en el que aumenta de forma progresiva la intensidad del ejercicio realizado.

Se puede realizar, por ejemplo, en un tapiz o cinta ergométrica, comendo a velocidades de carrera bajas e ir aumentando la velocidad a intervalos regulares.

En la primera fase (hasta el primer umbral) que podríamos denominar de adaptación al ejercicio, el organismo pasa de un estado de equilibrio en reposo a otro estado de equilibrio en ejercicio.

Para ello se producen los ajustes necesarios en lo que respecta a la frecuencia cardíaca, ventilación pulmonar, aumento del aporte de sangre a los músculos, etc.

En la segunda fase (entre primer y segundo umbral), el organismo se encuentra en equilibrio, con un aporte suficiente de oxígeno a los músculos y una eficaz eliminación del dióxido de carbono y del ácido láctico producidos.

En la tercera fase (a partir del segundo umbral), se rompe el equilibrio previo, acumulándose rápidamente el ácido láctico, lo que ocasiona un aumento en la formación de dióxido de carbono que obliga, a su vez, a un aumento de la ventilación pulmonar para eliminar el dióxido de carbono.

Durante la prueba de esfuerzo podemos hallar, además, 4 umbrales y con estos, calcular 6 ritmos de entrenamiento:


A.- UMBRALES:

  • A.1.- UMBRAL AERÓBICO:

Es el momento de la transición entre la fase 1 y la fase 2.

Skinner y McLellan lo denominaron umbral aeróbico y Orr, en 1982, umbral ventilatorio 1.

En este punto (aproximadamente al 60-70 por ciento del consumo máximo de oxígeno en deportistas bien entrenados) se produce una estabilización en los valores respiratorios (consumo de oxígeno y de dióxido de carbono y ventilación) que se mantiene durante la fase 2 hasta el segundo umbral.

El trabajo por debajo de este umbral es 100% aeróbico (aeróbico puro y la fuente principal de energía es el depósito de las grasas.

Por encima de este umbral, comienza a aparecer una componente anaeróbica (trabajo en ausencia de oxígeno) que va cogiendo un peso mayor a medida que se acerca al siguiente umbral (el anaeróbico), requiriendo de una mayor aportación del depósito de carbohidratos y menor del correspondiente a las grasas, causando la aparición de la fatiga el agotamiento de la reserva de glucógeno muscular.


  • A.2.- UMBRAL ANAERÓBICO:

Denominado umbral anaeróbico por Skinner y McLellan y umbral ventilatorio 2 por Orr.

Es la determinación principal para valorar la capacidad del deportista para el ejercicio de resistencia y la evolución del rendimiento con el entrenamiento.

En esencia, el cambio que se detecta en el segundo umbral se debe al paso de metabolismo predominantemente aeróbico a predominantemente anaeróbico en las células musculares (con rápida acumulación de lactato dentro del músculo y en la
sangre), a una intensidad de ejercicio que corresponde aproximadamente al 85-90 por ciento del consumo máximo de oxígeno en deportistas bien entrenados.

El componente anaeróbico predomina cada vez más sobre el aeróbico, provocando aumento de ácido láctico en sangre y por tanto la fatiga muscular. La energía provendría solamente de los carbohidratos.

  • A.3.- UMBRAL VO2 MAX:

El consumo máximo de oxígeno es la máxima cantidad de oxígeno que el organismo puede absorber, transportar y consumir por unidad de tiempo, por lo que expresa la respuesta integrada de todos los elementos que participan en este proceso (aparato respiratorio, corazón, sangre, músculo, etcétera).

Su determinación ayuda a establecer la capacidad de ejercicio aeróbico del individuo, y puede mejorar con el ejercicio aeróbico practicado de forma regular. U VO2 máx es punto es el que marca la mayor cantidad de oxígeno que es capaz de transportar la sangre a los músculos.

Si sobrepasamos este umbral, solo utilizamos el componente anaeróbico, por lo que aunque aumentemos la carga (velocidad) el consumo de oxígeno permanece invariable.

  • A.4.- UMBRAL PULSACIONES MÁXIMAS (FC MAX.):

Más que un umbral, es un límite que no podemos traspasar. Sería el trabajo máximo.

prueba de esfuerzo


B.- RITMOS:

  • B1.- RITMO REGENERATIVO: A este ritmo se utilizan las grasas como fuente preferencial de combustible. Es el ritmo ideal como calentamiento, vuelta a la calma y en la sesión de entrenamiento del día después a una competición.
  • B2.- RITMO AERÓBICO PURO: Trabajo realizado por debajo del Umbral Aeróbico. La finalidad de las sesiones a este ritmo es la mejora de la eficiencia en la obtención de energía a partir de las grasas (lipólisis aeróbica).
  • B3.- RITMO AERÓBICO INTENSIVO: Este ritmo es el que va desde el umbral aeróbico hasta el punto entre los umbrales aeróbico y anaeróbico. A este ritmo se mejora la eficiencia en la obtención de energía a partir de los carbohidratos (glucólisis aeróbica) pero empiezan a producirse una ligera acumulación de ácido láctico. El organismo es capaz de metabolizarlo sin que suponga un mayor problema. Este ritmo mejora la resistencia aeróbica.
  • B4.- RITMO UMBRAL ANAERÓBICO: Este ritmo abarca desde el punto entre los umbrales aeróbico y anaeróbico hasta el umbral anaeróbico. Con las sesiones realizadas a este ritmo conseguimos mejorar el umbral anaeróbico, elevando así el punto donde creamos más ácido láctico que lo que somos capaces de aclarar, por lo que mejoramos el ritmo de competición en cualquier distancia.
  • B5.- RITMO ANAERÓBICO EXTENSIVO: Esta zona de entrenamiento está situada entre un 5 y un 10% por encima del umbral anaeróbico. Trabajando a este ritmo mejoramos la velocidad en carrera. Debe hacerse mediante series de alrededor de 1 minuto. Bien entrenado, conseguiremos mejorar la tolerancia al lactato.
  • B6.- RITMO ANAERÓBICO INTENSIVO: El mayor problema de entrenar a este ritmo (siempre en series cortas) es que suele ocasionar muchas lesiones. Esta zona del entrenamiento está situada en el 95-100% de la frecuencia cardiaca máxima.

prueba de esfuerzo


3.5.- CONCLUSIÓN:

  • Tipo de prueba: Máxima alcanzando criterios de maximalidad (Frecuencia cardiaca 100%, aplanamiento de VO2).
  • La prueba finalizó por agotamiento del deportista.
  • Se alcanzó una frecuencia cardiaca de 185 lpm (98% de su frecuencia cardiaca máxima), en el minuto 13:00 de la prueba, sin signos electrocardiográficos de insuficiencia coronaria (respuesta clínica y eléctrica negativas).
  • No se produjeron síntomas (angina, mareo, palidez, sudor frío, cianosis, disnea, claudicación, etc.) durante el desarrollo de la prueba de esfuerzo ni durante la recuperación.
  • La Tensión Arterial Pico fue de 180/70.
  • La frecuencia cardíaca se recuperó adecuadamente, así como la tensión arterial.


3.6.- RECOMENDACIONES:

  • Con los datos obtenidos de su historia clínica y pruebas realizadas, no encontramos contraindicación para continuar la práctica de ejercicio físico y reglado.
  • Continuar con controles periódicos en la Unidad de Medicina Deportiva.
  • Debe someterse a revisiones odontológicas periódicas, imprescindibles para evitar problemas locales (en la cavidad oral) y a distancia (se ha constatado la influencia de los focos infecciosos crónicos en las lesiones musculares).
  • El masaje aplicado periódicamente (cada 3-4 semanas, o en las fases de mayor actividad física) es una ayuda excelente para mantener la musculatura en buenas condiciones cuando se realiza ejercicio físico con asiduidad.


Si nos centramos en la alimentación, se deberá realizar una dieta equilibrada tanto en cantidad como en regularidad por lo que le proponemos las siguientes recomendaciones generales, con el objetivo de regular el peso corporal:

  1. Debe realizar 5 comidas al día.
  2. Debe realizar una alimentación variada con la siguiente distribución: 55- 60% de carbohidratos, 20-25% de grasas, 15-20 de proteínas.
  3. Debe consumir preferentemente carbohidratos complejos (arroz, pasta, patatas cocidas, legumbres…) y evitar los sencillos (bollería, pastelería…)
  4. Debe consumir grasas preferentemente de origen vegetal (aceites, margarinas, frutos secos…) evitando el exceso de grasas animales (embutidos, carnes grasas…)
  5. Debe consumir proteínas de alto valor biológico. La mitad de origen vegetal (soja, legumbres) y la otra mitad de origen animal (huevos, pescados y carnes magras preferentemente de aves)
  6. Debe consumir abundantes frutas (2-3 piezas al día) hortalizas y verduras frescas (ej.: ensalada variada diaria) ya que aportan fibra, vitaminas y antioxidantes.
  7. La hidratación es uno de los pilares de una correcta alimentación. Mantener una correcta hidratación antes, durante y después del ejercicio. La ingesta hídrica recomendada es de unos tres litros de agua al día. En general, con el aporte de líquidos de las comidas no es suficiente para mantener un buen estado de hidratación. Para saber si está bien hidratado durante la actividad deportiva, una referencia válida puede ser conocer el peso corporal antes y después del ejercicio.
  • Si ha perdido hasta un 1% de su peso, está correctamente hidratado.
  • Si ha perdido entre un 1 y un 3 %, se encuentra ligeramente deshidratado.
  • Si ha perdido entre un 3 y un 5 %, está moderadamente deshidratado.
  • Si ha perdido más del 5 % de su peso inicial, se encuentra severamente deshidratado.


Solamente quiero agradecer a Laura Lijo, su amabilidad y su afán por llevar a buen puerto esta colaboración. Ha sido todo un placer lidiar contigo.

Si te gusta, compártelo!

¿Te apetece comentar algo?