¿Aceptarías un oro olímpico a costa de morir en cinco años?

Si te gusta, compártelo!

 

Goldman triatlon

 


Lo más importante de esta entrada son las dos preguntas del final. Si no tienes 3 minutos para leer te agradecería que al menos contestes rápidamente haciendo click aquí


Me gustaría compartir contigo el que puede ser el dilema más complejo de entender que me he encontrado jamás.

Pitágoras, la cuadratura del círculo, la conjetura de Hodge, Arquímedes,… nunca he sido fan de teoremas pero cualquiera de ellos me parece mucho más lógico y sencillo de entender que el que os presento a continuación.

Goldman triatlon

Todo comienza en la década de los 70 cuando el doctor especializado en medicina deportiva Gabe Mirkin afirma que más de la mitad (aproximadamente el 55%) de los 102 atletas profesionales a los que entrevistó respondieron afirmativamente a la siguiente pregunta:

«Si yo tuviese en mi poder una pastilla que te garantizase un oro olímpico pero que te pudiese producir la muerte un año después de tomarla, ¿la aceptarías?»

 

Su estudio, que ha alcanzado una fama casi mitológica, causó un gran revuelo por aquel entonces pero ha sido muy criticado ya que no estaba nada bien documentado y se basaba exclusivamente en la palabra del doctor Mirkin.

Es entonces cuando nuestro querido médico osteópata Robert Goldman decide documentar empíricamente este hecho y empieza una encuesta bianual (entre 1982 y 1995) utilizando una muestra de 198 atletas olímpicos a los que realiza dos simples preguntas:

 

Escenario 1:

«Te ofrecen una droga prohibida que mejora tu rendimiento físico garantizándote que nunca darás positivo en un test y que te permitirá ganar.

¿La tomarías?»

De los 198 atletas, hubo 195 que dijeron que sí y 3 que dijeron que no.

 

 

Escenario 2:

«Te ofrecen una droga prohibida que mejora tu rendimiento físico garantizándote que nunca darás positivo en un test y que te permitirá ganar cualquier competición en la que participes durante los próximos 5 años. Pero sus efectos secundarios te matarían justo a los 5 años de tomar la droga.

¿La tomarías?»

De los 198 atletas, de nuevo, más de la mitad dijo que sí.

 

El postulado original de esta encuesta se conocería como el Dilema de Goldman tras aparecer en el libro del mismo autor titulado «Death in the locker room«, publicado en 1984.

 

 

¿Qué pretendían Mirkin o Goldman con estos experimentos?

Uno de los puntos que trataban de rebatir tanto Mirkin como Goldman era la creencia de que los atletas recurrirían menos a sustancias dopantes si tuviesen más información de los efectos negativos que tiene para su organismo en el largo plazo.

Pero sus encuestas dejaron claro que si están dispuestos a acortar su esperanza de vida a tan solo 5 años por obtener el éxito deportivo, poco o nada les podría importar el riesgo de padecer cualquier otro efecto secundario en un futuro lejano.


REBATIENDO EL DILEMA DE GOLDMAN:

Debido a las graves implicaciones que su estudio tuvo para el deporte profesional, el dilema de Goldman ha sido duramente atacado.

En 2009, James Connor y Jason Mazanov decidieron replicar de nuevo el experimento de Goldman pero con una gran diferencia: la muestra estaba formada por 212 ciudadanos normales y no por atletas profesionales.

Por supuesto, el resultado fue muy diferente y solamente 2 de los 212 entrevistados afirmaron que aceptarían la droga ilegal si ello implica una muerte prematura al cabo de 5 años (fuente).

Si les aseguran que jamás serían cazados y no fuese mortal, 25 de los 212 aceptarían la droga.

Pero lo más curioso es que en el supuesto de que la droga fuese legal pero también mortal, 13 personas estarían dispuestas a tomarla aún dejando atrás un bonito cadáver.

Como ves, la expectativa de morir en 5 años es menos dramática que la de quebrantar la ley para esos 9 modélicos ciudadanos.


VOLUNTAD Y GANAS DE GANAR A COSTA DE TODO:

Al comparar el resultado de ambos experimentos, queda claro que existe una gran diferencia entre los deportistas profesionales y los ciudadanos de a pie que nos ganamos la vida tras la pantalla de un ordenador.

La voluntad de ganar para el primer grupo es más fuerte que sus ganas de vivir una larga vida.

A mí desde luego que este dilema de Goldman me parece increíble e incomprensible a la vez.

 

Dilema de Goldman doping

 

El mundo del deporte, está plagado de muestras de esta supuesta «fuerza de voluntad», como puede ser el caso de Ronnie Lott

Tras lesionarse el dedo meñique de su mano izquierda a finales de la temporada de 1985, este ex-jugador de fútbol americano se enfrenta a una larga recuperación ya que deben extraerle hueso de su muñeca, injertárselo en el dedo y esperar a que se recupere por al menos 11 semanas.

O simple y llanamente le cortan parte del dedo y está listo para jugar en 3 semanas.

¿A que no sabes que opción elije el bravo de Ronnie Lott?

 

Goldman dopaje

 

El mundo del fútbol americano se tomó ese gesto como algo heroico y digno de alabanza y es que por desgracia parece que todo vale a costa de llevar nuestro cuerpo un poquito más lejos.

Cada uno es dueño de su salud pero para yo no comparto el lema del Ironman que dice eso de «Anything is possible«.

No, no todo es posible y mucho menos el emplear cualquier medio para llegar a conseguir una meta.

Hace poco leí una entrevista a la maestra y pedagoga Mar Romera sobre como ayudar a los jóvenes a mejorar su autoconcepto en la que decía que no debemos repetir a las personas que si se lo proponen pueden hacer lo que quieran, que es posible alcanzar cualquier meta que se propongan.

Lo que debemos hacer es ayudar a conocernos, crearnos nuestro autoconcepto, ser conscientes de nuestras habilidades, conocer cuál es nuestro elemento, de saber en dónde está mi tesoro y ahí sí que podemos con todo.

Esta será la única forma de evitar perdernos en locuras, fijar metas que no son realistas y no dirigirnos hacia las mayores decepciones de nuestras vidas.


CONCLUSION:

El laureado entrenador de atletismo Henk Kraayenhof, siempre fiel cruzado contra el dopaje, afirmó en una entrevista lo siguiente.

«La gente se cree que el punto de inflexión, el grán éxito en la lucha contra el doping fue el positivo por anabolizantes de Ben Johnson durante las Olimpiadas de 1988.

Pero en realidad ha ocurrido todo lo contrario.

El hecho de que Ben Johnson corriese dopado ha estimulado el uso de drogas en el atletismo. ¿Porqué?

Porque ganó.»

Me imagino que al final todo se reduce a la respuesta que cada uno tenga para la pregunta de si prefieres vivir 30 años como un león o 70 como un cordero.

[socialpoll id=»2499425″]

Si te gusta, compártelo!

¿Cuál es tu verdadera motivación para salir a entrenar?

Si te gusta, compártelo!

Motivación triatlon

«Un comienzo no desaparece nunca, ni siquiera con un final»

 

Estoy seguro de que todos tenemos grandes recuerdos de nuestros comienzos en el triatlón.

No te ha pasado que al ver esas fotos de hace 4 o 5 años con tu antigua bicicleta de “carretera” en la que ibas totalmente descompensado, esas bermudas anchas sin una sola fibra de lycra o ese casco barato formato seta no puedes evitar pensar que “no todo tiempo pasado fue mejor”.

A lo largo de toda mi curva de aprendizaje en este deporte, mis primeros pasos (y pedaladas) estuvieron íntimamente ligados a los podcasts que devoraba con ansia mientras salía a correr.

Guardo especial recuerdo a uno en particular:

 

The Age Grouper

The Age Grouper by Jeff and Eric

 

Un par de simpáticos triatletas amateurs que emitieron 77 episodios entre el 2008 y el 2015

Hoy en día ya no siguen emitiendo debido básicamente a sus obligaciones familiares que se ha apoderado de su tiempo libre. Ya en sus últimos episodios tenían dificultades para mantener a los niños a raya y era fácil escucharlos de fondo en sus grabaciones.

Recuerdo que en uno de sus episodios trataban el tema de cuáles eran sus motivaciones para hacer triatlón, qué es lo que pensaba cada uno de ellos para obligarse a salir del sofá y bajar al sótano a hacer una sesión de rodillo o salir a correr en un día de lluvia.

Pues he recopilado todos esos factores que ellos calificaban como su motivación y me gustaría mucho haceros esa misma pregunta pero a modo de encuesta.

En mi caso, tengo muy claro las dos opciones que marcaría pero quiero ver primero cuales son las vuestras (puedes marcar varias).


RELACIONADO: 19 grandes motivaciones que nos mueven a los triatletas


Empieza a compartir la encuesta en Twitter, Facebook o mismo en tu grupo de triatlón en WhatsApp, cuantos más participéis mucho mejor.

 

Si te gusta, compártelo!

19 grandes motivaciones que nos mueven a los triatletas.

Si te gusta, compártelo!

Motivacion triatlon

 

  • ¿Por qué haces triatlón?
  • ¿Qué piensas para obligar a tu cuerpo a levantarse del sofá y salir a correr con lo bien que estabas en casa?
  • ¿Y cuándo te da la temida “pájara” en medio de la carrera y tu cabeza te grita que lo dejes, que te eches a un lado y termines con este sufrimiento?

 

Normalmente, cuando llegamos al kilómetro 20 de una maratón, ya han pasado por nuestra cabeza mil y una excusas por las que parar a descansar un rato o aminorar un poco el ritmo. Para luchar contra ellas, hemos de tener siempre muy claras cuáles son nuestras motivaciones.

Según desde donde apliquemos el punto de vista y dependiendo de si incluimos los sentimientos o no, podemos distinguir dos grandes grupos de motivadores. Las motivaciones subjetivas y las objetivas.

 

RELACIONADO: ¿Cuál es tu verdadera motivación para salir a entrenar?

 

Motivaciones del Triatlón – Subjetivas:

  • Darle un mayor significado a tu ejercicio: A veces es difícil mantener la motivación cuando tu finalidad es un tanto abstracta como puede ser “estar sano” o “cuidar la línea”. Toma un calendario, apúntate a un pequeño triatlón popular cerca de tu zona y verás cómo tus ganas y tus días de entrenamiento se multiplican casi sin darte cuenta.
  • Poder lucir en público orgulloso tu camiseta Ironman (o de cualquier otro triatlón): Para mí, toda la ropa que consigo por participar en algún triatlón vale su peso en oro. Hay que lucirla orgulloso ya que cuesta mucho esfuerzo conseguirla.

Hace poco escuché en un podcast como una triatleta amateur explicaba una de sus principales fuentes de motivación. Nada más llegar al lugar del evento se compraba varias prendas de ropa con el logo del Ironman que estaba a punto de correr y ella sabía que nunca se las pondría si no conseguía terminar la carrera. Es un ejemplo más de una clara motivación subjetiva.

  • Poder comer lo que te apetece sin sentirse culpable: Mientras quemes las calorías que ingieres no debe haber problema pero te aseguro que este deporte cambiará también, aunque sea mínimamente, tus hábitos de alimentación.

 

Motivacion triatlon

 

  • Tener un buen cuerpo: El practicar tres deportes modela tu cuerpo de una forma más homogénea que cuando practicas uno solo. En lo que tardas en terminar tu triatlón no dejas ni un solo músculo sin remover! Puedes echar un vistazo a los triatletas que pasan la barrera de los 50 años, parece que tuviesen 15 años menos.

Correr te aporta músculos largos y delgados, el ciclismo moldea tus piernas a medida que ganas potencia en ellas y la natación desarrolla especialmente tu torso y la flexibilidad en todo tu cuerpo.

Sigue leyendo

Si te gusta, compártelo!

Depresión Post-Ironman. ¿Mito o realidad?

Si te gusta, compártelo!

Depresion post Ironman

La relación entre ejercicio y psicología ha estado presente desde tiempos inmemoriales. Tanto en el sentido de que nuestro estado psíquico influye en el rendimiento deportivo así como que el simple hecho de hacer ejercicio influye en nuestro estado de ánimo y mental.

En 1899, William James escribió un artículo sobre la importancia del ejercicio físico para “contribuir a nuestra salud mental, serenidad… además de hacernos estar de buen humor y de trato fácil para con las demás personas.” Otros estudios señalan la conexión entre ejercicio y depresión, concluyendo que los pacientes realizando un ejercicio moderado mostraban claros síntomas de mejoría respecto a otros pacientes que no se ejercitaban en absoluto.

Este es un tema que me apasiona ya que en varias ocasiones he notado ese kick que nuestro estado de ánimo nos puede dar a la hora de realizar ejercicio. Algo tan simple como la forma que tengo de pedalear cada mañana cuando voy al trabajo, para mí, es un claro indicador de cómo va a ser mi día.

Los días buenos…:

Hay mañanas que lo primero que hago al montar en la bicicleta es mirar el reloj para ver si puedo batir mi record llegando al trabajo más rápido que nunca (esto ya es un buen síntoma de que mi cuerpo tiene las baterías a tope), las cuestas se vuelven suaves pendientes que hasta disfruto, voy de pie casi todo el trayecto con un desarrollo fuerte sin apenas notarlo, adelanto a muchas otras personas en el camino, intento pegarme a las bicis eléctricas que me pasan volando para aprovechar su rebufo y en general… me encanta mi bicicleta.

Los días no tan buenos…:

Pero hay días que debo lidiar con la otra cara de la moneda; salgo de casa consciente de que será un trayecto largo, cada cuesta que subo parece formar parte de los Alpes suizos, voy más despacio que de costumbre y me pasa hasta la abuela con el niño en la bicicleta. La mayor parte del tiempo me lo paso pensando en formas de electrificar mi bicicleta.

Y todo esto haciendo el mismo trayecto a la misma hora y con la misma bicicleta. ¿A qué se debe esta diferencia? A lo que me dice mi cabeza y a la manera en que se han alineado las neuronas esa mañana.

Está claro que la mente tiene un enorme efecto en el rendimiento deportivo.

Os quiero mostrar un artículo muy interesante que he encontrado por internet sobre un tipo de depresión que va asociada a la consecución de un logro importante en el que hemos puesto mucho empeño durante un largo periodo de tiempo. Se le conoce como la depresión “Post-Ironman” pero se podría extrapolar a otras facetas o eventos de nuestra vida.

Sigue leyendo

Si te gusta, compártelo!